21 ene. 2010

SALAMA CHARAFI, ASEDIADO Y CERCA DE LA MUERTE



Salama Charafi, activista saharaui de derechos humanos y preso de conciencia, padece una enfermedad renal desde hace años. Su estado de salud ha empeorado notablemente en los últimos meses, debido a las negligencias médicas que se han cometido contra él en la prisión de Enzagan (Agadir), entre otras.

Desde finales de diciembre del 2009, Salama está ingresado en el Hospital Hassan II de Agadir (Marruecos), donde espera una transfusión de sangre que no llega. Sobre las medicinas que por fin se le están suministrando, nadie sabe cuáles son, para qué sirven o qué efectos tienen, y de momento, lo único que hace Salama Charafi es vomitar todo aquello cuanto come. Su estado de salud es totalmente preocupante; se encuentra tan debilitado que le es difícil hasta hablar. De cualquier forma, el preso político saharaui está controlado permanentemente por la policía marroquí en el hospital, por lo que hablar con él se ha convertido en un objetivo prácticamente imposible.

Mohamed Salmi, compañero de Salama Charafi y preso político, reclama desde la cárcel, y en nombre de todos los defensores de derechos humanos y presos de conciencia saharauis, que la comunidad internacional y asociaciones de derechos humanos hagan presión de forma urgente sobre el gobierno marroquí, y que intervengan de inmediato para salvar la vida de Salama, quien se encuentra ya demasiado cerca de la muerte.

Alicia Ramírez – Madrid, 21/01/2010
(Fuente: Mohamed Salmi)

No hay comentarios: